Volkswagen maneja en grande para luchar contra la epidemia de COVID-19

En todo EE. UU. y el mundo, Volkswagen ha desplegado varios nuevos esfuerzos para ayudar a clientes y comunidades a combatir el coronavirus.

A principios del mes, Volkswagen of America y el fabricante textil Faurecia anunciaron un esfuerzo conjunto para fabricar artículos de equipamiento de protección personal (PPE), enviando el primer lote a los trabajadores médicos en el Javits Center de la ciudad de Nueva York y otros hospitales de la zona. Al trabajar con las estrategias y la logística de Volkswagen, Faurecia pudo convertir rápidamente una de sus fábricas para empezar a producir decenas de miles de barbijos y batas quirúrgicas.

Volkswagen of America y Volkswagen Credit también detallaron recientemente el programa Promesa impulsada por la comunidad, diseñado para ayudar a clientes elegibles en los Estados Unidos que se encuentran afectados por la crisis y que necesitan un alivio económico, y han trabajado con sus 600 concesionarios también para abordar el desafío.

Con estas medidas, Volkswagen apunta a aprovechar su experiencia en finanzas, ingeniería y logística para brindar una contribución significativa a aquellos que lo necesitan.

"Tenemos un compromiso en ayudar a nuestros clientes, nuestros concesionarios, nuestros empleados y nuestras comunidades en tiempos de crisis", dice Scott Keogh, presidente y CEO de Volkswagen Group of America. "Volkswagen se enorgullece de contar con socios como Faurecia, que tiene voluntad de salir de su ámbito usual y adentrarse en algo más grande".

El trabajo comenzó con un equipo de trabajo interno de Volkswagen, creado para identificar formas de impacto significativas para luchar contra el COVID-19. Después de verificar con varios proveedores, Faurecia compartió su voluntad y habilidad para modificar las líneas de producción de la compañía. A través de un trabajo rápido con los expertos de Volkswagen, más un pedido inicial de 70,000 barbijos y 5,000 batas, Faurecia pudo basarse en sus procesos y comenzar la producción en una de sus instalaciones en México.

Faurecia desde entonces ha sido capaz de aumentar sus capacidades de producción y ahora es capaz de confeccionar un estimado de 250,000 barbijos y 50,000 batas por semana. Volkswagen donó su primera producción de barbijos y batas realizados por Faurecia a los esfuerzos en respuesta al COVID-19 en el estado de Nueva York. El envío de 75,000 unidades llegó a principios de mes, para ser distribuido en los hospitales de la zona, incluyendo el hospital temporario en Javits Center de la ciudad de Nueva York.

Del lado de cliente de EE. UU., Volkswagen y Volkswagen Credit (VCI) ahora ofrecen varias formas para que los propietarios nuevos y los existentes obtengan ayuda financiera. Los clientes existentes de Volkswagen Credit que se encuentren en regla pueden pedir:

  • Hasta 90 días de prórroga de pagos sin cargos (VCI no cobrará cargos pero los cargos financieros se acumularán para las cuentas sin arrendamiento)
  • Extensiones de arrendamiento de hasta seis meses con un reembolso del 20% en el monto del pago mensual, hasta cinco pagos mensuales, cuando los arrendamientos se extienden por tres meses como mínimo
  • Exención de los cargos pasados por vencimiento en ciertas circunstancias

Los nuevos compradores calificados que usen Volkswagen Credit también tienen la opción de retrasar su primer pago por hasta 120 días, combinado con un financiamiento APR de cero por ciento por hasta 72 meses para la mayoría de los vehículos nuevos. Se establece que el programa sea válido hasta el 1 de junio.2

Esta semana, Volkswagen of America y Volkswagen Credit lanzaron un nuevo plan de asistencia de pago para clientes elegibles que pierden su trabajo por motivos económicos. A los clientes calificados que compren un vehículo nuevo y pierdan sus trabajos por motivos económicos, VCI los eximirá de pagar durante hasta seis meses, por un valor de hasta $750 al mes, proporcionando un alivio financiero en estos momentos inciertos. Esta asistencia de pago por pérdida de trabajo se aplica a los clientes que compren un vehículo nuevo y financien la compra a través de Volkswagen Credit, y actualmente no está disponible en Nueva York.

Para ser elegibles, los clientes deben recibir beneficios de desempleo, y el desempleo debe haber sucedido por motivos económicos luego de los primeros 90 días de haber adquirido el vehículo. Los clientes también deben haber estado empleados a tiempo completo durante al menos 12 semanas consecutivas antes de la fecha del desempleo El beneficio terminará a los 12 meses a partir de la fecha de compra. Se aplican otras condiciones y limitaciones. Para obtener más detalles sobre la asistencia de pago por pérdida de trabajo de la Promesa impulsada por la comunidad, visita aquí.


Volkswagen of America también está trabajando con sus más de 600 concesionarios independientes en EE. UU. afectados por el brote. Volkswagen apoya a su red de concesionarios que desean utilizar su flota para préstamo de servicios para la recogida y entrega gratis de suministros y alimentos necesarios. Un "Equipo de respuesta del concesionario" incluirá un empleado del concesionario como conductor y un vehículo. Se puede solicitar al equipo tareas como entrega de alimentos a un banco de alimentos local, transporte de máscaras y batas a un área de necesidad crítica, o incluso entrega de artículos necesarios a alguien que no puede salir de su hogar, todo sin costo para el grupo o persona que lo solicite. Solo los empleados del concesionario podrán conducir los vehículos. Volkswagen Corporate ofrecerá a los concesionarios un pago diario por vehículo para cubrir los costos de combustible y arrendamiento. Todas las solicitudes de transporte están sujetas a la aprobación y disponibilidad del concesionario.

Los concesionarios y Volkswagen también están trabajando en los esfuerzos de varios clientes que promueven el distanciamiento social continuado y la interacción limitada. Eso incluye apoyo para un programa de recogida y entrega que promueva el distanciamiento social, y que a la vez permita que los vehículos sean llevados a los concesionarios participantes para servicio o reparaciones. Volkswagen también ha aumentado el apoyo a sus operaciones digitales para limitar la interacción física en concesionarios y ha implementado firmas digitales para transacciones tales como reclamos de garantía.

Por otra parte, mientras que la planta Volkswagen Chattanooga ha sido cerrada de manera temporal para ayudar a proteger a sus trabajadores, los laboratorios educativos en la zona están utilizando sus impresoras 3D para fabricar envases de barbijos para los trabajadores médicos en la región. Este esfuerzo refleja un programa similar que una compañía matriz de Volkswagen of America, Volkswagen AG, ha lanzado hoy en Europa junto con Airbus y un consorcio de otras firmas para imprimir miles de barbijos 3D para los trabajadores médicos en España.

Las compañías asociadas de Volkswagen también se han puesto a trabajar en sus operaciones en América del Norte. Volkswagen de México se unió a la Fundación Empresarios Por Puebla y la Fundación Food Bank Cáritas para entregar alimentos a las familias necesitadas en las comunidades cercanas a nuestras plantas. El objetivo inmediato es apoyar a un mínimo de 300 familias; 200 en Puebla y 100 en Guanajuato, proporcionando alimentos durante al menos 10 semanas.

Volkswagen of Canada pudo usar sus vehículos de prensa para ayudar a entregar aproximadamente 10,000 botellas de desinfectante para manos de tamaño industrial en Ontario, y los equipos de logística han ofrecido camiones a los Departamentos de Transporte de Virginia y Tennessee para enviar equipos médicos y alimentos.

Más allá de eso, Volkswagen Group ha realizado varios esfuerzos clave en toda Europa, desde la exploración para la producción de respiradores con su marca Seat, hasta convertir parte de la fábrica Lamborghini en Italia para la producción de barbijos y otorgarle una licencia remunerada a los trabajadores clave para que trabajen con los servicios de salud.

Busca más medidas de Volkswagen en los días y semanas venideros.

"No planeamos detener nuestra respuesta a esta crisis que se presenta", dice Keogh.